22 Gennaio, 2019

El desarrollo personal: tu mejor inversión

El desarrollo personal: tu mejor inversión

Condividi su

Invertir en ti es la mejor inversión que harás. No solo mejorará tu vida, mejorará las vidas de todos los que te rodean.

—Robin Sharma

El ser humano en la búsqueda de alcanzar su perpetua perfección, se dedicó a muchos oficios, entrenó su cuerpo y expandió sus conocimientos, se cuestionó a simismo, aprendió de otros y buscó dentro de sus entrañas solamente para alcanzar un único fin: desarrollar su máximo potencial.

Probablemente muchos personajes nos llegan a la cabeza cuando hablamos de personas que alcanzaron su máximo potencial, atletas como Cristiano Ronaldo, músicos como Elton John, genios de las finanzas como Warren Buffett o catalizadores de inspiración como Anthony Robbins. Todas esas personas, desarrollaron su máximo potencial, pero con la premisa principal de haberse desarrollado intrínsecamente. Ellos se convirtieron en quienes real y profundamente querían ser.

Y, tan seguro como que el sol sale mañana puedo afirmar que: Ninguno de ellos habría alcanzado su éxito actual si no hubiesen trabajado en si mismos. En su forma de pensar, en su forma de enfocar las cosas y sobre todo en su forma de ver la vida.

LeBron James lo sabe más que nadie. No tiene miedo en gastar más de un millón de dólares anuales para el cuidado de su físico y mantenerse en la élite del baloncesto. Sin dudar de la decena de libros que lee sobre liderazgo y manejo de grupo. Por eso es uno de los más grandes líderes de la NBA.

Cada uno de ellos desarrolló su propia filosofía de vida y viven de acuerdo a esos estándares.

Benjamin Franklin es el ejemplo perfecto de crecimiento. Un hombre que basó sus esfuerzos puramente en convertirse en la persona que quería ser bajo un estricto régimen que lo llevó a cabo de manera religiosa.

El desarrollo personal es un arte en el que te vas descubriendo, conoces tus fortalezas, debilidades y tus pasiones. Aquellas cosas que debes cambiar y otras en las que debes enfocarte. Lo maravilloso de todo esto es que se basa puramente en la visualización.

Mira de cerca al presente que estas construyendo, debería parecerse al futuro que estas soñando.

—Alice Walker

¿Cómo quieres ser en un futuro? ¿Quién quieres ser? ¿Cómo va a ser tu actitud ante la vida? ¿Qué tan feliz eres? ¿Qué tan bien te ves? A mí siempre me gusta usar la metáfora de la película: Eres el protagonista de tu propia película, tienes un público inmenso que te está mirando, ¿Cómo reacciona el público ante lo que haces? ¿Cómo reacciona ante tus decisiones? ¿Le gusta al público lo que haces? ¿Qué tendrías que hacer para que la película sea lo más épica posible y que el público se pare y aplauda de la emoción? Ojo, tu inmenso público de espectadores, eres tú mismo. Así que, vas a tener que complacerlos.

Sé paciente contigo mismo. El autocrecimiento es tierno; es terreno sagrado. No hay mayor inversión.

—Stephen Covey

¿Te visualizas siendo un gran empresario? Lo mejor será que empieces a leer libros sobre emprendimiento, administración y finanzas, también que asistas a charlas sobre el tema y conozcas a personas que quieran lo mismo que tú.

Este es el camino de mejora constante del que tanto predico. Pero no puedes simplemente estar mejorando hacia todos lados, tienes que mejorar en dirección a tus metas. Si quieres ser un gran empresario, ¿Qué haces intentando mejorar en el área de plomería? Si quieres tener un gran físico, ¿Qué haces comiendo papitas y refrescos todos los días? Enfoca y redirecciona tus esfuerzos.

La gran mayoría de gente a pie de calle no sabe lo que quiere ni tampoco lo que quiere ser, con esta perspectiva es muy difícil progresar, porque no tienen ningún margen de dirección, simplemente están haciendo las cosas por hacer y lamentablemente así es como está el 90% de las personas. Perdidas.

Una de las cualidades más apreciadas en el mundo del desarrollo personal es ser mente abierta. Llegarán a tu vida muchos conceptos e ideas de los cuales no tenías ni idea y puede que muchos de ellos sean difíciles de aceptar porque viviste toda tu vida bajo un paradigma diferente.


Los Mentores

En tu travesía en alcanzar tu mejor versión, probablemente quieras buscar personas que estén en el mismo lugar, o ciertamente parecido, a donde quieres llegar. Esto es sumamente importante porque con un mentor a tu lado no perderás tanto tiempo y evitarás cometer errores. El mentor te enseñará y te guiará desde su propia experiencia, porque ya sabe qué hay que hacer y qué no. Por ejemplo, el mentor de Anthony Robbins fue Jim Rohn y en efecto, Jim, era una persona que estaba en una posición a la que Tony quería llegar.

No todos tienen la suerte de tener un mentor físico que pueda estar ahí contigo cuando lo necesites, otros buscan mentores en internet y aunque no los conozcan, son personas que vivieron las experiencias por las que tú estás pasando y pueden maximizar tu progreso.


Dentro de todo esto, hay un mal entendido. La gente suele confundir desarrollo personal con autoayuda y esto es un gravísimo error.

¿Cuál es la diferencia?

El desarrollo personal está compilado por metas y por crecimiento, y el crecimiento es bastante medible, puedes saber cuánto has progresado o mejorado. El problema con la autoayuda es que no puedes medir qué tanto has cambiado y mucho de eso no se trata de alcanzar un objetivo tangible o corregir algún problema específico, de hecho, es encontrar un montón de problemas que quizá no estuvieron ahí antes.

La autoayuda se encarga de hacerte sentir mal, que te falta algo, o que no eres suficiente para que acudas a sus productos. Te van a convencer de que hay algo mal contigo y al final, terminas creyéndote la mentira. Y como te lo crees, te identificas con la persona que hay algo mal con ella. «No fui amado cuando era niño» «Abusaron de mí».

Esta es una horrible manera de proyectarte y la verdad no es muy productivo.

Principalmente porque no está concentrada en el presente, solo en el pasado, y cuando vives en tu pasado solo creas tristeza y miseria, en eso se crean tus excusas para justificar tus fracasos en la vida. Lo más horrible de todo esto es que las excusas se sienten bien porque sacan todo el peso de tus hombros. «Oye, no soy el culpable de mi vida mediocre, fue mi padre que nos abandonó»-

Y aquí es donde empiezas a adoptar la mentalidad de víctima.

Hay dos caminos a tomar: puedes empezar a trabajar en ti mismo y a construir habilidades, esto puede tomarte años. Y también puedes buscar excusas para lamentarte por quien eres.

Cuando buscamos excusas para justificar lo mal que nos va, se siente bien, es un alivio instántaneo. Gratificación instántanea. Cambio instántaneo. No hay nada más alejado de la realidad que esto, cualquier cosa que sea instántanea o muy rápida, no existe y no va a existir. ¿Te vas a sentir bien instantáneamente a corto plazo? Claro que sí. ¿Te vas a sentir bien instantáneamente a largo plazo? Absolutamente no.

El desarrollo personal se encarga de darte herramientas y técnicas para que mejores y construyas tus habilidades en relación a tus objetivos, no le importa si hay algo mal contigo, tampoco quiere encontrarlo, solo le interesa que desarrolles habilidades para cambiar en el largo plazo.


Lo que se esconde detrás de ti y lo que está por delante, palidece en comparación con lo que se encuentra dentro de ti.

—Ralph Waldo Emerson

Recuerda, eres tú y nadie más.

Condividi su

Related posts

shares

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. maggiori informazioni

Questo sito utilizza i cookie per fonire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o clicchi su "Accetta" permetti al loro utilizzo.

Chiudi