07 Luglio, 2020

Coronavirus: Italia cierra toda actividad de producción que no sea esencial

Coronavirus: Italia cierra toda actividad de producción que no sea esencial

Condividi su

Con Lombardía fuera de control, asediada por el coronavirus y sus médicos implorando que «se debe cerrar todo», el primer ministro Giuseppe Conte, apareció en televisión en directo casi en la medianoche del sábado con semblante de gran preocupación y visiblemente cansado, para dirigir un dramático mensaje al país. En síntesis, Conte dijo: Cierro Italia; esta es la tragedia más grave desde la Segunda Guerra Mundial; se paran todas las actividades “no estratégicas”, las tiendas de alimentación permanecen abiertas.

El sábado fue la jornada dramática desde que se inició la epidemia, el 21 de febrero. En la tarde, Lombardía, una región con diez millones de habitantes, anunciaba la muerte de 546 personas en un solo día y 3.251 nuevos contagios. Poco después, con un boletín casi de guerra, Protección Civil daba cuenta de que Italia lograba un nuevo récord de contagiados y de muertos por el coronavirus, con 4.821 nuevos casos y 793 muertos en un solo día. Después de un día con agotadoras reuniones, el primer ministro Conte, anunció la medida más dura entre las adoptadas hasta ahora, en principio hasta el 3 de abril: «El cierre de las actividades productivas no estrictamente necesarias en toda Italia». El primer ministro Conte empleó un lenguaje directo para advertir: «Nos enfrentamos a la más grave crisis que el país haya vivido desde la segunda guerra mundial. La muerte de tantos conciudadanos es un dolor que cada día se renueva». Después anunció las nuevas medidas: «Cerramos todas las actividades productivas no estrictamente necesarias, no cruciales, en toda Italia. Pero permanecerán abiertos los supermercados, tiendas de alimentación, farmacias. Los servicios públicos esenciales serán garantizados: postales, financieros, transportes». También los estancos y quioscos seguirán abiertos. Conte reconoció que se trata de «medidas severas», pero destacó que «no hay alternativas»: «En este momento –añadió- debemos resistir, porque solo así lograremos tutelarnos a nosotros mismos. El bien mas importante es la vida».

Giuseppe Conte subrayó que las medidas «exigirán tiempo hasta que se vean los efectos», pero explicó que el país no se detiene: «Con estas decisiones se ralentiza el motor productivo del país, pero no se paraliza. El Estado está presente, el gobierno intervendrá con medidas extraordinarias que nos permitirán levantar la cabeza. Unidos saldremos adelante». Conte aseguró que no habrá limitaciones de horarios en las tiendas de alimentación. Invitó a los italianos a la calma, para que no acaparen productos ni se cree el pánico en los supermercados. En un largo decreto aparece el elenco de las empresas estratégicas y qué empleados podrán acudir a su trabajo.

Un cierre obligado

La petición de «cerrar» Italia, incluso las fábricas, se la habían hecho a Conte varios presidentes de la regiones del norte, especialmente el de Lombardía, Atilio Fontana. El presidente de Bérgamo y varios alcaldes de la provincia le habían mandado una carta al primer ministro con una urgente petición: «Es hora de parar todo, pero de verdad». Conte mantuvo ayer reuniones con las fuerzas sociales y los jefes de las delegaciones de los partidos que forman la coalición del gobierno. Los sindicatos y las pequeñas empresas le habían pedido que parase todas las actividades industriales no estratégicas. El primer ministro intentó resistir, pero al final, como él mismo reconoció en su discurso, la decisión de cerrar Italia era necesaria, «no había otra alternativa». La medida era obligada porque el norte, muy en particular algunas provincias de Lombardía, está fuera de control. Testimonios de dirigentes locales cuentan que los ciudadanos mueren en sus casas, sin tiempo de que llegue una ambulancia para llevarlos a los hospitales, que están ya saturados o al borde del colapso. El propio obispo de Bérgamo, monseñor Beschi, ha contado una historia que él mismo define como «angustiosa»: «Una catequista ha perdido su madre de 56 años. La mujer respiraba cada vez con más fatiga, la hija llamó una ambulancia, pero tardaba en llegar; la paciente parecía que se recuperaba, y no insistieron con la ambulancia para no disturbar, pensando que habría casos más graves; pero la madre empeoró y cuando finalmente la ambulancia llegó, la madre estaba muerta entre los brazos de su hija».

Situación peor de lo imaginable

Los médicos de Brescia, otra provincia lombarda, con 1.100.000 habitantes, en la que hay 5.028 contagiados, hicieron un llamamiento desesperado, después de que el sábado se anunciara que había 328 nuevos casos de contagios: «Pedimos a las instituciones que cierren todo». El profesor Sergio Cattaneo, del hospital «Spedali Civili» de Brescia, reiteró con angustia el llamamiento que hacen los médicos de Lombardía: «No se puede continuar a permitir la circulación de las personas; en los cuidados intensivos de la región ya no hay puestos». El llamamiento lo han compartido varios alcaldes de la provincia de Bergamo, donde diversos testimonios, comenzando por el alcalde de la capital, Giorgio Gori, afirman que «la situación es peor de lo imaginable»: «Somos conscientes –escribieron ayer los alcaldes en una carta dirigida a Giuseppe Conte- de la importante presencia de actividades productivas en la región de Lombardía, ha llegado el momento de pararse, pero de verdad. La situación que se vive en toda la región de Lombardía asume ya connotaciones de la tragedia y esto es todavía más evidente, desgraciadamente, en nuestra provincia de Bérgamo que en estos días está viendo morir tantos hombres y mujeres y cancelar enteras generales, sin ni siquiera poder darles un digno saludo», afirman los alcaldes.

Condividi su

Related posts

shares

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. maggiori informazioni

Questo sito utilizza i cookie per fonire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o clicchi su "Accetta" permetti al loro utilizzo.

Chiudi