21 ottobre, 2018

“Miradas de la Pachamama”, bolivianos agradecen a la Madre Tierra con muestra fotográfica

“Miradas de la Pachamama”, bolivianos agradecen a la Madre Tierra con muestra fotográfica

Condividi su

Se dice que la Pachamama (La Diosa Tierra) tiene hambre frecuente y si no se la nutre con ofrendas ella provoca enfermedades. Con esta creencia y en agradecimiento a la madre tierra, la comunidad boliviana residente en Bergamo decidió “pagar” a la madre tierra con su participación en la muestra fotográfica “Miradas de la Pachamama boliviana” que realizó la Ong Celim con el apoyo del Consulado de Bolivia en el Orto botánico bergamasco del 30 de abril.

“Cada cosa que puedes imaginar, la naturaleza la ha ya creada” (Albert Einstein). Esta frase diseñaba el paisaje que se dejaba contemplar desde lo alto del valle de la Biodiversidad, lugar que sirvió de escenario para la muestra fotográfica “Miradas de la Pachamama boliviana”. Fue surreal contemplar la belleza de la madre natura en las fotos acompañadas por un panorama que salpicaba el color de la naturaleza.

Pachamama

Los presentes apreciaban en las ocho fotografías seleccionadas, la expresión relacionada con el  hombre y naturaleza. La foto de Leonardo Avalos fue nominada la más representativa del concurso con el retrato de la mujer campesina cosechando su sembrío.

“Bergamo es mi linda Cochabamba porque permite que mis hijos crezcan en medio de la naturaleza, así como yo crecí en mi tierra”

El segundo puesto lo obtuvo el cochabambino Pablo Antezana por expresar el primer contacto directo entre el campesino y la tierra a través del sembrío. El artista confiesó que este acercamiento a la naturaleza se debe a su madre a quien recordaba hablar con sus plantas. “Tenía un hermoso jardín y no había ni una planta que no fuera cuidada por mi madre, incluso hasta les ponía nombres y les hablaba. Al inicio pensé que ella no estaba del nada bien cuando la escuchaba hablar con su planta Rosita”, recuerda entre risas. No dejó de agradecerla una vez más por cultivarle la pasión por la fotografía al regalarle a los nueve años una Canon.

Pero Pablo no solo agradece a su madre sino también a Italia por las oportunidades brindadas durante estos 16 años de estadía. “La ciudad de Bergamo es mi linda Cochabamba porque permite que mis hijos crezcan en medio de la naturaleza, así como yo crecí en mi tierra” afirmó emocionado al abrazar a su hija.

“Escogimos a la comunidad boliviana por ser un país de gran riqueza natural y costumbres ancestrales”

Con “Miradas de la Pachamama boliviana” (que forma parte del proyecto “Piccoli semi, grandi opportunità”) se logró un intercambio cultural entre la comunidad boliviana y la bergamasca a través de las costumbres del país andino, como lo refiere Silvia Giordano voluntaria del Celim (Organizzazione di voluntariato Internazionale Cristiano), que del 1964 ayuda a los países del África, América Latina y Asia.

“El objetivo era hacer un intercambio intercultural basado en la biodiversidad y seguridad alimentaria y bajo estos lineamientos decidimos hacer partícipe a la comunidad boliviana por ser un país con grandes riquezas naturales y costumbres ancestrales, además por representar el mayor número de inmigrantes en la ciudad de Bergamo”, explicó Giordano.

El pago a la madre tierra fue agradecida con la caricia de la lluvia que nos invitaba a retirarnos de su seno materno.

 
RIPRODUZIONE RISERVATA © Copyright TCG News



Condividi su

Related posts

shares

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. maggiori informazioni

Questo sito utilizza i cookie per fonire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o clicchi su "Accetta" permetti al loro utilizzo.

Chiudi